Monumento a Francisco Navarro Villoslada

El monumento, elevado sobre un pedestal de tres gradas, está compuesto por una sobria estructura arquitectónica de trazado geométrico, diseñada por el arquitecto vasco Pedro Muguruza, a la que se suma un conjunto de tres esculturas, obra del escultor sevillano Lorenzo Coullaut Valera. A ambos lados se disponen las figuras de García Jiménez, señor de Abárzuza y las Améscoas, y de su esposa Amaya, hija del godo Ranimiro, protagonistas de Amaya o los vascos en el siglo VIII, la novela histórica de mayor fortuna de Navarro Villoslada.

Lorenzo Coullaut Valera se mantiene dentro de la figuración realista, aunque procuró darle un mayor contenido conceptual y estético, primero mediante la sugestión del Art Nouveau y después, ya en su madurez, liberándola de adherencias pictóricas para hacerla más sobria y sincera, aproximándose a los planteamientos del realismo castellano y del clasicismo mediterráneo. En 1918, coincidiendo con el Primer Centenario del nacimiento de Francisco Navarro Villoslada (Viana, 1818-1895), la Diputación Foral de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona decidieron honrar la memoria del escritor, periodista e historiador navarro, con la erección de un monumento en su honor. Se abrió una suscripción pública para contribuir a los gastos del monumento; y a su vez, convocó un concurso de proyectos con carácter abierto. El 26 de septiembre de 1918, en la celebración del homenaje al escritor, tuvo lugar la inauguración de su monumento, con los discursos de Fernando Romero, miembro del Comité Organizador del homenaje, del alcalde de Pamplona Javier Arraiza, y del obispo José López Mendoza.

José Javier Azanza López

Datos

  • Escultor: Coullaut Valera, Lorenzo
  • Arquitecto: Pedro Muguruza y Otaño
  • Piedra labrada
  • Año: 1918
  • Altura: 400 cm
  • Temática: Homenaje (Literatos)
  • Instalación/Ignauguración: 26 de septiembre de 1918

Localización

  • Rotonda frente al Hotel Tres Reyes

Otras obras de Coullaut Valera, Lorenzo