Inmaculada Concepción de María

Se trata de una escultura de la Inmaculada, que muestra una imagen de María con las manos en posición orante, vestida con túnica y manto de amplio vuelo y dinámicos pliegues. Sus pies descalzos reposan sobre la esfera del mundo y el cuarto creciente, símbolos inmaculistas acompañados de angelitos y querubines. pone de manifiesto la pervivencia en el siglo XX del monumento inmaculista en forma de columna, siguiendo de cerca en su configuración al erigido en el siglo XVII en Granada, con escultura de Alonso de Mena. En este caso, el autor es el ovetense Manuel Álvarez-Laviada, artista de estética figurativa cuya formación en la década de 1920 en la Academia Española en Roma lo puso en contacto con la escultura clásica y renacentista. el 8 de septiembre de 1954, en el marco del Año Santo Mariano que conmemoraba el Centenario del Dogma de la Inmaculada y coincidiendo con el día del Privilegio de la Unión, tuvo lugar la solemne inauguración del monumento La salida de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos fue el preludio de la procesión que partió desde la Catedral, encabezada por la Cruz del Cabildo Catedral, y de la que formaba parte el Ayuntamiento, con su comitiva de maceros, timbales y banda de música. A lo largo de su recorrido por las calles de Pamplona, se fueron sumando el resto de imágenes marianas de la ciudad.

José Javier Azanza López

Datos

  • Escultor: Alvarez – Laviada, Manuel
  • Arquitecto: Luis Felipe de Gaztelu y Jácome.
  • Piedra labrada, mármol blanco y bronce
  • Año: 1954
  • Altura: 150 cm
  • Temática: Religiosa
  • Instalación/Ignauguración: 8 de septiembre de 1954

Localización

  • Paseo del Doctor Arazuri