Estela de Germán

Tras los trágicos sucesos de los sanfermines de 1978, en el lugar donde cayó mortalmente herido de un disparo, Germán Rodríguez Sáiz, por las cargas policiales, se colocó una estela conmemorativa, por iniciativa popular, en torno a la cual se han venido realizando concentraciones en la fecha del aniversario en recuerdo del joven muerto y de la agresión sufrida por la ciudad.

La escultura que se realizó en piedra, fue destrozada a mazazos, siendo repuesta por otra que fue volada con explosivos. Se volvió a colocar otra estela, esta de bronce que estuvo presente durante veinte años hasta que, con ocasión de unas obras para realizar un aparcamiento subterráneo en la zona, fue retirada en 2005.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Pamplona, el 1 de marzo de 2007, decidió, en contra de un acuerdo plenario anterior y con la postura contraria de los demás partidos del consistorio, no volver a colocarla y colocar en su lugar una placa conmemorativa.

En su lugar se instaló en febrero de 2007 un monumento al encierro de grandes dimensiones realizado por el escultor Rafael Huerta.

A petición de Hilarria, el 21 de noviembre de 2007, se repuso la estela en la avenida de Roncesvalles, a escasos metros de donde estaba la anterior, sin realizar ningún tipo de ceremonia. Asimismo, en la base se colocó una placa con la inscripción en castellano y euskera: “Pamplona en recuerdo de Germán Rodríguez y de los Sanfermines del 78”.
El 14 de diciembre de 2007, se realizó una inauguración de la misma de forma popular, sin presencia de representantes oficiales

Datos

  • Escultores: Estela de Germán
  • Bronce
  • Año: 2007
  • Temática: Homenaje
  • Instalación/Inauguración: 2007

Localización

  • Avenida Roncesvalles