Doctor Navarro. Homenaje a Martín de Azpilicueta.

La escultura es un homenaje al jurisconsulto y teólogo, conocido por el sobrenombre de Doctor Navarro, Martín de Azpilicueta (Barásoain 1492-Roma 1586) fue un rico hombre que se opuso a la incorporación de Navarra a Castilla. Tras tomar el hábito de canónigo regular de la Regla de San Agustín en Roncesvalles, fue nombrado en 1533 catedrático en la Universidad de Salamanca. El conjunto de la obra, muy conceptual, está dotado de un sentido vertical, cerrado y compacto que resulta roto por la serie de huecos y vacíos que contiene. Una escultura además de contrastes, entre los materiales, cemento y acero, entre los colores, blanquecino del cemento y los tonos rojizos del acero, y entre los espacios, unos cerrados y otros abiertos dejando el hueco, el vacío. Una escultura, en definitiva, en búsqueda de que el espectador se interrogue sobre su significado y sobre sus propias formas.

En el año 1997, coincidiendo con el X aniversario de la creación de la Universidad Pública de Navarra, se instalaron una serie múltiple de esculturas por diversos lugares del campus, con obras de diversos autores navarros que fueron cedidas en depósito por los mismos. Posteriormente, parte de esas esculturas fueron compradas por la Institución, y ahora forman una colección que engrosa el rico patrimonio artístico de la Universidad Pública de Navarra.

José María Muruzabal

Datos

  • Escultor: Basterretxea, Néstor
  • Acero cortén y hormigón
  • Año: 2003
  • Altura: 300 x 330x 140 cm
  • Pedestal: 40 x 335 x 180 cm
  • Temática: Alegoría
  • Instalación/Ignauguración: 2003

Localización

  • Campus universitario

Otras obras de Basterretxea, Néstor