Antorcha

Se trata de una especie de llama arborescente, que se plasma mediante el esquema divergente de seis brazos ascendentes de sección cuadrangular y de forma orgánica que, al mismo tiempo se asemeja a un capullo que se abre simbolizando la vida, la juventud de los atletas y a la antorcha olímpica. La obra original en la que se basa el monumento alcanzó el Premio al Galardón Deportivo de Navarra en 1988.

Las composiciones geométricas de su autor, buscan el diálogo continuo entre la materia y el espacio. Tras ejercer como decorador, Jesús Alberto Eslava, llega a la escultura en 1980, de forma autodidacta. Interesado por la combinación de línea y plano sobre superficies de perfecto acabado, su escultura se ha ido orientando progresivamente hacia la abstracción geométrica dentro de un ascetismo expresivo en la que prima la idea sin menoscabo de evocaciones afectivas.

Francisco Javier Zubiaur Carreño

Datos

  • Escultor: Eslava, Jesús Alberto
  • Acero cortén laminado, plegado y soldado. corrosión natural marrón-rojiza
  • Año: 1989
  • Altura: 300 x 200 cm
  • Pedestal: 340 cm - Diámetro: 179 cm
  • Temática: Alegoría
  • Instalación/Ignauguración: 1989

Localización

  • Estadio Larrabide, Centro de Tecnificación Deportiva de Navarra, calle Sangüesa 34

Otras obras de Eslava, Jesús Alberto