Atleta griego

Escultura realizada por el artista de Huarte Pablo Juarros, elaborada en acero cortén, que se inscribe dentro de la abstracción y pretende representar la fuerza y la tensión contenida del atleta antes de la salida. La obra utiliza para apoyarse en el suelo una simple plancha de hierro. Las formas de la escultura son sumamente estilizadas y esquemáticas, huyendo de las simples referencias anatómicas. Formalmente la obra resulta de gran sencillez compositiva.

Pablo Juarros comenzó su formación en el taller de Patxi Buldáin, pasando posteriormente por Arteleku en San Sebastián. Se trata de un artista inquieto, en continua búsqueda, que se ha visto obligado a simultanear su producción artística con otros cometidos laborales. Su obra indaga siempre formas no rígidas, insistiendo en la curva, buscando las formas retorcidas que invitan a circular por ellas, a introducirse en los espacios. Su obsesión principal parece ser el movimiento, el dinamismo dentro de la escultura. El Atleta griego de Juarros resultó ganadora del primer premio de escultura «El deporte en las artes» convocado por el Ayuntamiento de Pamplona en 1991 en el marco de los acontecimientos deportivos del año 1992, con la Olimpiada de Barcelona. Las obras ganadoras tanto de pintura como de escultura fueron adquiridas por el Ayuntamiento de Pamplona a fin de que formaran parte de la colección artística de esta institución, ubicándose la escultura en los jardines de la Ciudadela.

José María Muruzábal