Odiseo. Imagen 1.
Odiseo. Imagen 2.Odiseo. Imagen 3
Odiseo. Imagen 4.

Esta escultura de Jorge Oteiza es una de sus célebres cajas vacías. Supone la segunda fase, y el complemento, de otra pieza similar existente en el Museo de San Telmo de San Sebastián. Su tamaño es considerablemente mayor de lo que manejaba hasta entonces el escultor. La obra pesa unos 1.500 kg y está concebida como un homenaje al guerrero vasco Odiseo. Es cierto que Odiseo fue geográficamente griego pero Oteiza lo identifica como el espíritu del cazador protohistórico vasco, con un guerrero vasco. Estamos ante una obra escultórica abstracta, de enorme carga simbólica para el escultor. Está compuesta por una serie de planchas de acero, en negro, que se van ordenando en ángulo recto, dejando espacios internos vacíos. Unas planchas están cerradas, opacas, mientras otras aparecen abiertas, con oquedades, de manera que permiten contemplar el interior de la obra. La pieza refleja la preocupación del autor durante toda su existencia, la desocupación del espacio, el significado del vacío.

Oteiza definía estas cajas vacías como impresionantes espacios cerrados, prismas rectos, vacíos geométricamente rectos, intemporales, trampas-laberintos. El autor inicia la investigación plástica en esta línea hacia 1957. En Sao Paulo presenta una serie de Construcciones Vacías en chapa de hierro. Los títulos de las obras dan idea del planteamiento teórico de Oteiza; desocupación activa del espacio, construcción vacía, vacíos en cadena, etc.

(Texto completo)

Huecos de Vicente LarreaEstrella de Jesús Alberto Eslava
RECORRIDO

Ciudadela y Vuelta del Castillo

8

Retrato de un gudari llamado Odiseo

Jorge Oteiza, 1990

Chapas de acero negro.

Figura: 250 x 192 x 235 cm

Temática: Alegoría

Instalación: 1992

Ubicación: Ciudadela.