Imágen de El primer beso

Construcción de dos figuras humanas esquemáticas, una de tamaño mayor que la otra, en disposición de igualdad, complementándose, en un acto de comunicación amorosa. La primera voluntad del escultor autodidacta, Jesús Alberto Eslava, es tratar de conferir alma a la materia, doblegar sus formas para buscar en ellas un sentido humanizador. Su objetivo es reflejar ideas, establecer un diálogo entre lo esculpido y el espectador. Persigue alcanzar formas elementales y desnudas, que se acerquen o formen un núcleo confortable a partir del cual se pueda reflexionar, verse inquietado, obtener conclusiones, en una plácida contemplación. Su ascetismo expresivo, se concreta en un lenguaje abstracto-geométrico, que combina la línea y el plano sobre materias como el acero cortén o el hierro coloreado, capaces de expandir su energía al formato monumental. Pero también algunos de sus planteamientos se centran en la figura humana, como en este caso, entendida de forma esquemática, en un diálogo más personal.

Francisco Javier Zubiaur Carreño

La mujer ciprés de Alfredo SadaDiálogo a seis de Alberto Orella
RECORRIDO

Ciudadela y Vuelta del Castillo

4

El primer beso

Jesús Alberto Eslava, 1989

Chapa de acero cortén de 5 mm sobre peana de cemento rojizo.

Figura: 201 x 139 x 79,5 cm

Temática: Abstracción

Instalación: 1990

Ubicación: Vuelta del Castillo.