1. Inicio
  2. Escultores
  3. Sanguino, Luis

Sanguino, Luis

Luis Antonio Sanguino de Pascual (Barcelona, 1934) pertenece a una familia asentada en Madrid, donde el escultor Mariano Benlliure lo puso en contacto con Federico Coullaut Valera, en cuyo taller inició sus estudios de escultura. Más tarde se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios, si bien su aprendizaje tuvo más de autodidacta mediante las continuas visitas a los museos madrileños. Dando muestras de su capacidad, ganará un Premio Nacional de Escultura con los Monjes del Ejército, conjunto de ocho monumentales figuras talladas en piedra para la Basílica del Valle de los Caídos.

Su traslado en las décadas centrales del siglo xx a Nueva York le permitió conocer de cerca la obra de Modigliani, Moore y Brancusi, quienes junto a Rodin contribuyeron a definir el estilo de Sanguino dentro de un clasicismo moderno inspirado en la geometría de los cuerpos ovales. Tras establecerse en 1978 en México, acentúa el clasicismo de sus esculturas. Dos años antes, en 1976, había sido premiado con la Cruz de la Orden de Isabel la Católica. En 1986 regresa a Madrid y se asienta en el Castillo de Valdeprados (Segovia), donde continúa su carrera vinculada fundamentalmente a la escultura monumental, labor que hace compatible con encargos para entidades privadas.

Su vida profesional transcurre a caballo entre España, Estados Unidos y México, países en los que ha expuesto su obra en numerosas ocasiones, a la vez que sus esculturas y monumentos ornamentan las calles, plazas y parques de sus principales ciudades. Forman parte de su producción obras tan destacadas como el Monumento a los Inmigrantes (Nueva York), la Fuente de la Vida (Monterrey), el Monumento a Emiliano Zapata y otras setenta obras en México, Raíces (Puerto Rico) y Diego de Gardoqui (Filadelfia). En España, su obra se encuentra en numerosas ciudades, entre ellas Madrid, en la que es conocido por los grupos escultóricos de temática taurina situados en el área de la Plaza de Toros de Las Ventas (Mural El Encierro, Monumentos a Antonio Bienvenida y a «El Yiyo»), y por las puertas de bronce y Apóstoles del exterior de la cúpula de la Catedral de La Almudena.

Fuentes de información:

El propio artista. «Han estallado las fiestas. Fue inaugurado en monumento a Ernest Hemingway junto a la plaza de toros», Diario de Navarra, 7 de julio de 1968. PIÑUELA GONZÁLEZ, M.H., Luis Antonio Sanguino. Renovación y ruptura en la escultura española contemporánea. Trabajo inédito. SANGUINO, T., Luis A. Sanguino. Recurso electrónico.