1. Inicio
  2. Escultores
  3. Oteiza Embid, Jorge

Oteiza, Jorge

Jorge Oteiza Embid, nacido en Orio (Guipúzcoa) en 1908, es uno de los artistas españoles más importantes del siglo xx. Inició su actividad artística en San Sebastián en los años 1920, en contacto con los jóvenes que desarrollaban la vanguardia artística en su ciudad. Entre 1914 y 1920 cursó el bachillerato en el Colegio del Sagrado Corazón de San Sebastián y en el de los Capuchinos de Lekaroz, Navarra. Las primeras obras escultóricas de Oteiza están fuertemente influenciadas por el cubismo y el primitivismo. Con el fin de investigar la estética de la escultura precolombina en 1933 viaja a Sudamérica (Bolivia, Colombia, Argentina y Chile), donde permanece hasta 1949, sorteando la Guerra Civil española.

A su regreso a España trabaja el friso del apostolado de la Basílica de Nuestra Señora de Aránzazu (1949-51), obra del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza. La iglesia española, ante la sospecha de la probable carga política del friso, prohíbe los trabajos, retrasando su conclusión hasta 1968. A través de la experimentación personal inaugura lo que denomina su Propósito Experimental (1955), título con el que se presenta en la Bienal de Sao Paulo (1957), donde obtiene el premio extraordinario de escultura. En 1959, por entender que había alcanzado su fase conclusiva, decide abandonar la actividad escultórica. En estos cinco años de actividad Oteiza realiza una operación de gran trascendencia al situar su obra en la senda de la tradición geométrica europea, reivindicando el neo-plasticismo y el constructivismo. La recuperación de las estéticas geométricas europeas y su influencia en la cultura vasca, generan las bases de lo que se denomina la «Escuela de la Escultura Vasca».

Durante los años sesenta y setenta, Oteiza investiga la lengua vasca y las manifestaciones populares de su pueblo. En 1963 publica Quosque Tandem…!, ensayo de interpretación del alma vasca. La defensa de la cultura popular vasca y su identidad, provoca que desde posiciones de vanguardia la misma se aprecie con gran valor y posibilidades expresivas. En 1975 se instala con su mujer, Itziar Carreño, en la localidad de Alzuza, Navarra. En 1985 recibe la Medalla de Oro a las Bellas Artes, concedida por el Ministerio de Cultura. El año 1988 Exposición antológica «Oteiza: Propósito experimental», organizada por la Fundació Caixa de Pensions en Madrid, Bilbao y Barcelona y recibe el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. En 1996 recibe el Premio Pevsner (París) como reconocimiento a toda su obra. En 1998 se le nombra Doctor Honoris Causa por la Universidad del País Vasco y recibe la Medalla del Círculo de Bellas Artes de Madrid y la Medalla de Oro de Guipúzcoa. Fallece el 9 de abril del año 2003 en San Sebastián.

Se mantuvo siempre distante y crítico con los reconocimientos oficiales, manteniendo su particular posición ideológica y política. En 1992 donó su legado al gobierno de Navarra. Tras su muerte, en la primavera de 2003, abrió sus puertas al público la Fundación Museo Jorge Oteiza, en la localidad de Alzuza, en un excepcional edificio diseñado por su amigo, el escultor navarro Francisco Javier Sáenz de Oiza.

Fuentes de información:

«Oteiza, propósito experimental», Catálogo Exposición en Fundación Caja de Pensiones, Madrid, 1988. «Oteiza dejó ayer su Odiseo en el Museo de Navarra», Diario de Navarra, 2 de Julio 1991. ÁLVAREZ, S., Oteiza, pasión y razón. San Sebastián, Nerea, 1995. MARRODÁN, J., «Instalada una escultura de Jorge de Oteiza en el campus de la UPNA…», Diario de Navarra, 29 de Junio 1996. «La estatua de Oteiza», Diario de Noticias, 29 de Junio 1996. «La ciudad se ha convertido en el Museo Urbano de Jorge Oteiza», Diario de Navarra. 26 de Septiembre 1997. EZQUER, A., «Firmados los acuerdos para instalar nuevas obras de Oteiza en Pamplona…», Diario de Noticias, 26 de Septiembre 1997. «Oteiza al aire libre», Boletín de Información Municipal, nº 13. Pamplona, Ayuntamiento, 1997. «Pamplona, museo urbano de Jorge Oteiza», Diario de Navarra, 27 de Diciembre 1997. «Las obras de Oteiza y Muro en el campus de la UPNA, renovadas tras un proceso de limpieza», Diario de Noticias, 6 de Septiembre 2002. CENICEROS, I., «Una obra que salpica a Navarra», Diario de Navarra, 11 de Abril 2003. «Coreano, de Jorge Oteiza, en la plaza Conde Rodezno», Diario de Navarra, 22 de Febrero 2003. «Desaparece un artista universal», en Diario de Navarra, 10 de Abril de 2003. ESTÉVEZ, Mª A., «El Museo y lo que guarda dentro son lo mejor de dos hombres irrepetibles, Oteiza y Sáenz de Oiza», Diario de Navarra, 7 de Mayo de 2003. MENDIRY, R., «Visionario del espacio», Diario de Navarra, 10 de Abril 2003. «La plaza del Castillo recupera la pieza de Oteiza que estuvo en el inicio de Carlos III», Diario de Navarra, 22 de Junio 2004. Escultura pública de Jorge de Oteiza en Pamplona. Pamplona, Fundación Museo Jorge de Oteiza, 2006.MANTEROLA, P. La escultura de Jorge Oteiza. Una interpretación, Pamplona, Fundación Museo Jorge Oteiza, 2006. MUÑOA, P. Oteiza: la vida como experimento, Irún, Alberdania, 2006.