1. Inicio
  2. Escultores
  3. Muro, Javier

Muro, Javier

Francisco Javier Muro Sanz de Galdeano es uno de los más sólidos valores entre los escultores navarros. Nació en Pamplona en 1968 y pronto se sintió llamado por el arte, lo mismo que su hermano Ignacio, dedicado a la pintura. Estudió Ciencias de la Información. Su evolución dentro del mundo de la escultura ha sido bastante rápida, ya que en 1989, con apenas veinte años, obtuvo el Primer Premio de Escultura «Pamplona, jóvenes artistas» y en 1991 una beca de ayuda a la creación en Artes Plásticas otorgada por la Institución Príncipe de Viana del Gobierno de Navarra.

La década de los años noventa supone para él múltiples premios, además de participaciones en importantes certámenes, entre los que cabe citar el Concurso Nacional de Escultura de Burgos de 1993, la XI Bienal internacional del deporte en la Bellas Artes de Madrid 1995, el Premio de Escultura del «Concurso Bilaketa» de Aoiz en 1997, etc. Premios de mayor consideración son el 2º Premio del XXIII Certamen Nacional de Escultura «Caja Madrid» de 1999 y el Primer Premio de Escultura «Caja España» del año 2003. Este galardón lo obtuvo con una obra que llevaba por título «Estado de conservación», pieza de gran carga conceptual, en la que el autor reflexionaba, de manera metafórica e irónica, sobre las cuestiones de la vida. Aparte de este galardón, el año 1999, Javier Muro resultó ganador del II Premio Navarra de Escultura con la obra titulada «Dos soledades», ejecutada en aluminio fundido y chapa. La composición de esta obra consta de una botella que se abre creando dos partes individuales, en lo que es una metáfora de las relaciones entre las personas. Como consecuencia directa del premio, el Gobierno de Navarra organizó una exposición de la obra de este escultor en las salas del Museo de Navarra, entre septiembre y octubre del año 2000, con obras basadas en objetos cotidianos como botellas y copas, cacerolas, etc. Además de toda esta trayectoria su nombre saltó a los medios de comunicación por ser el autor de la escultura, representando a San Fermín, que el Ayuntamiento de Pamplona regaló a Don Felipe de Borbón y Doña Leticia Ortiz, con ocasión del matrimonio de ambos. Recientemente ha obtenido el Primer Premio en la Bienal de Arte Moderno de Tarragona 2006. En 1995 expuso en el Museo Gustavo de Maeztu de Estella, el año 1999 en la Ciudadela de Pamplona y en octubre de 2007 exhibe sus obras en Madrid, en la galería Tribeca.

La escultura de Javier Muro tiene un claro interés por el diseño y por las orientaciones poéticas. Es un artista además que sabe moverse magníficamente entre la figuración y la abstracción. Gusta mucho de utilizar en su estética objetos cotidianos, logrando obras muy en línea con el arte actual, esculturas interrogativas, conceptuales, con carga metafórica y simbólica. También maneja con soltura la abstracción, en línea muy expresionista. La Escultura Pública que tiene instalada en Navarra se puede contemplar en la UPNA, Señorío de Bertiz y la Residencia Fuerte Príncipe, mostrándose otras en Chile o Corea.

Fuentes de información:

EZQUER, A., «Arte en el campus», Diario de Noticias, 24 de Octubre 1997. A.E., «El campus de la UPNA acoge ya quince esculturas. Ayer se colocó la obra de acero cortén de Aizkorbe», Diario de Noticias, 3 de octubre 1997. Escultores en el campus de la Universidad pública de Navarra. Pamplona, Coordinación Cultural Universidad Pública de Navarra, 1998. «Las obras de Oteiza y Muro en el campus de la UPNA, renovadas tras un proceso de limpieza», Diario de Noticias, 6 de Septiembre 2002. «Inaugurada la escultura en bronce, Caminando hacia el futuro, en Pamplona», Diario de Navarra, 23 de Marzo 2006. «Una obra de Muro», Diario de Noticias, 23 de marzo 2006. «Javier Muro pone el Lazo de la juventud a Pamplona», Eibar. Alfa Arte Bronce, nº 20, 2006.