1. Inicio
  2. Escultores
  3. Larrea Gayarre, Vicente

Larrea Gayarre, Vicente

Artista descendiente de una larga saga de escultores vizcaínos, hijo de José Larrea Echániz, escultor, y de madre navarra, Pilar Gayarre Galbete. José Larrea realizó a lo largo de más de medio siglo muchas de las esculturas públicas y religiosas que aún se ven en Vizcaya y otros lugares del entorno. En Navarra se le debe el Sagrado Corazón de Sangüesa, la imagen de San Ignacio de Loyola, en el colegio de los Jesuitas de Pamplona y una imagen de Pio XII en una huerta privada de Aranzadi. Su padre heredó la profesión del abuelo, Vicente Larrea Aldama, el primer escultor de la familia que había abierto un taller que llegaría a ser muy importante en Bilbao.

Vicente Larrea nació en 1934 en Bilbao. Cursa estudios de bachillerato en el colegio de los jesuitas de Indautxu y a continuación estudia Ingeniero Técnico de Minas y Siderurgia en Bilbao, hasta su graduación en 1957. Su formación artística se inició en el taller familiar, de la mano de su padre José, y en la Escuela de Artes y Oficios de Achuri. La continuó posteriormente en Francia, en el taller del escultor Raymond Dubois en Solesmes. Los años sesenta son de ruptura con el taller familiar, lo que le orienta definitivamente hacia el lenguaje de la escultura contemporánea. Esta ruptura alcanzará también al propio taller familiar, que Vicente Larrea disolverá en 1964.

Formó parte del grupo artístico Emen. El grupo Emen se creó en Vizcaya, al nacer con el grupo Gaur en Guipúzcoa, el grupo Orain en Álava, el grupo Danok en Navarra, con la voluntad de unir a los artistas respetando sus diferentes tendencias dentro de la denominada Escuela Vasca, en los años sesenta. Participará en 1966 en la exposición que celebran conjuntamente los grupos Gaur y Emen en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Toda la escultura de estos años, menos las de carácter público, figurará en la primera exposición individual del escultor en la Galería Grises de Bilbao (1968). En su siguiente exposición individual de la Galería Illescas en el año 1970, aparecerá una obra marcada por estructuras geométricas y elementos orgánicos.

Se ha dedicado también a la enseñanza del arte desde el puesto de Profesor de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de Bilbao, aunque pronto abandonó esta faceta en desacuerdo con los métodos docentes. Participó en los Encuentros Internacionales de Arte de Pamplona de 1972. En 1973 celebra Larrea una primera exposición retrospectiva en las Salas Municipales de Cultura de Durango. Al año siguiente exhibirá su obra en la prestigiosa Galería Kreisler-2 de Madrid con gran éxito de crítica. Una nueva retrospectiva tendrá lugar en La Ciudadela de Pamplona en 1977.

A partir de este momento la escultura de Vicente Larrea se hace popular en el País Vasco, entre esculturas de mediano formato fundidas en bronce y otras de carácter público, de gran tamaño fundidas en hierro. En 1983 acude con varias obras y en compañía de Basterretxea y Mendiburu a la Feria Internacional de Arte de Chicago invitado por el Gobierno Vasco. Durante más de 50 años ha desempeñado con maestría este oficio y sigue actualmente en activo.

Fuentes de información:

Vicente Larrea, 1967-1977, Catálogo de la exposición en los Pabellones de Arte de la Ciudadela, Pamplona, CAMP, Noviembre 1977. BARAÑANO, K. de., Vicente Larrea, Vitoria, Gobierno Vasco, 2005.