1. Inicio
  2. Escultores
  3. Ferrán, Leopoldo

Ferrán, Leopoldo

Polifacético artista nacido en Irún, Guipúzcoa, en 1963. Tras un periodo inicial de formación en el País Vasco, en 1994 decidió unirse artísticamente a Agustina Otero (San Adrián del Valle, León, 1960), con la finalidad de generar en común trabajos de instalaciones para investigar y ahondar en el lenguaje plástico. En 1997 ambos reciben la Beca de la Diputación de Guipúzcoa, y en 2000, la Beca del Ministerio de Asuntos Exteriores, y las Ayudas del Gobierno Vasco y de la Diputación de Guipúzcoa. Todo ello les sirvió para viajar por distintos lugares con el fin de completar su formación. Tras dos años en Florencia, otros dos en París y una estancia en el sur de Senegal, el equipo de artistas ha establecido su estudio en el norte de España, primero en Hondarribia (Guipúzcoa) y después en Ituren. La trashumancia artística de Agustina Otero y Leopoldo Ferrán les ha instalado en una idílica pradera de Ituren (Navarra), en un privilegiado refugio a los pies del monte Mendaur, donde la pareja de creadores se afana en la culminación de sus últimas y más ambiciosas obras escultórico-arquitectónicas.

Ambos han logrado apartarse de los métodos usuales para combinar la escultura y la pintura con el vídeo y la fotografía para tratar de erigirse en unos «investigadores del espacio». Una nube de alambre de espino suspendido a un metro del suelo; unos pergaminos de cabra sujetos por alambres; un laberinto de pasarelas elevadas que chocan contra los muros; 36 esferas de aluminio entrelazadas por hilos muy tensos… son algunas de las instalaciones de Ferrán y Otero.

Entre sus principales exposiciones están, el año 1995 en la Sala Rekalde de Bilbao la exposición titulada «Mazarredo 3 5 2», y en el Horno de la Ciudadela de Pamplona la muestra «Hem to pan». En 1996 se presentan en las Reales Atarazanas de Valencia con la muestra «El reloj del tiempo». En 1997 su obra llega al Museo Gustavo Maeztu de Estella, con la exposición «Tutto sone isole» y en Vitoria, en el antiguo depósito de aguas, con el título «Cartografía para el corredor de un delta sin mar». En 1998 lo hacen en Italia y en la Fundación Miró de Barcelona. El año 2000 se presentan en Madrid, concretamente en la Galería Salvador Díaz. Ese mismo año su obra se exhibe en la Galería Moisés Pérez de Albéniz de Pamplona bajo el título «Aptitud, potencia u ocasión para ser o existir las cosas», repitiendo muestra en dicho lugar el año 2002 con la muestra «Morar». En 2007 lo hacen en el Museo de Arte Contemporáneo de León.Estos artistas no se prodigan mucho en la escultura pública. Leopoldo Ferrán tiene obras en el Señorío de Bértiz y en el crematorio del Cementerio de Pamplona. El año 2006, Ferrán y Otero instalaron su obra pública más reciente, titulada Sirenas, en la localidad de Irún.

Fuentes de información:

«Leopoldo Ferrán, Agustina Otero: Morar», Catálogo exposición en Galería Moisés Pérez de Albéniz, Pamplona, 2002. «Agustina Otero y Leopoldo Ferrán, escultores», Revista Cederna, nº 35, Pamplona, 2008.