1. Inicio
  2. Escultores
  3. de Vera, José María

de Vera, José María

El padre José María de Vera (Alfonso Ramón y Uribe) nació en la localidad almeriense de Vera en 1912. Perteneció a la Provincia Capuchina de Cataluña, y pasó la mayor parte de su vida en Barcelona, donde se formó artísticamente, dedicándose a la enseñanza, cultivando la pintura y, sobre todo, la escultura, disciplina en la que complementó su autodidactismo con las lecciones recibidas de los maestros Josep Clarà y Manuel Hugué, destacados representantes del Novecentismo catalán de principios del siglo xx. Su obra, en su mayor parte religiosa y a la que imprime un marcado carácter, se encuentra principalmente en Andalucía y Cataluña. Fuera de estas regiones, además del monumento pamplonés al Padre Esteban de Adoain, fue autor de un magnífico busto del Padre Donostia con destino al Colegio de Lecároz.

Piezas sobresalientes suyas constituyen los pasos procesionales, tres en su localidad natal de Vera y el Ecce Homo de Tarragona. Junto a éstas, destacan otras obras, como el grupo de gran tamaño de la Asunción de la Virgen en Falset (Tarragona); el ángel del altar mayor de Montroig, en madera de ciprés; el Cristo de la Canonja, el San Pablo, el Sagrado Corazón y la Dolorosa, en iglesias de Tarragona y en la capilla arzobispal tarraconense. A todo ello hay que añadir gran cantidad de retratos, relieves (fuente de l"Alabareda, en el recinto del monasterio de Santes Creus), y frisos (edificio de Hacienda de Tarragona), además de numerosas figuras de belén como arte menor, con las que dio realce al pesebrismo en Cataluña.

Fuentes de información:

«En los PP Capuchinos de extramuros. Exaltación en memoria del siervo de Dios, P. Adoain», Diario de Navarra, 14 de octubre de 1947. «Inauguración del monumento al P. Esteban de Adoain», Boletín Oficial de la Provincia Capuchina de Navarra-Cantabria-Aragón, vol. II, nº 11, Noviembre 1947, pp. 165-167.