1. Inicio
  2. Escultores
  3. Arcaya, Ramón

Arcaya, Ramón

Ramón Arcaya (Pamplona, 1895-1943) manifestó desde muy temprano su vocación artística, de manera que en 1907 ingresó en la Escuela de Artes y Oficios, donde inició su aprendizaje de la mano del tallista Fermín Istúriz. Una pensión de la Diputación Foral y más tarde del Ayuntamiento de Pamplona le permitieron ampliar estudios y profundizar en el aprendizaje de las técnicas escultóricas. Se trasladó primero a Madrid, matriculándose en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado de la Academia de San Fernando, donde a partir de 1918 asistió a las clases del escultor gerundense Miquel Blay -quien dedicó encendidos elogios al joven artista navarro- y del madrileño Miguel Ángel Trilles. Más tarde marcha a París, donde fue discípulo de Antoine Bourdelle, un artista influido tanto por el realismo clásico como por el expresionismo rodiniano. En la década de 1920 completó su formación viajando por España, Francia e Italia, dejándose seducir por la escultura del Renacimiento de artistas como Donatello y Miguel Ángel, aunque tampoco resultarán ajenas en su obra otras influencias de Meunier, Julio Antonio o José Capuz, e incluso del ilustrador Gustave Doré. Tras abrir taller en Pamplona, alternó la escultura con trabajos de decoración industrial.

El grueso de su producción se fecha antes de la Guerra Civil, trabajando especialmente en el terreno de la escultura monumental, labor que lo llevó a colaborar con Víctor Eusa en los edificios del Segundo Ensanche proyectados por el arquitecto pamplonés. También realizó el paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén, encargado en 1924 por las Hermandades de la Pasión y de Labradores de Pamplona, con resabios de Doré y del Prerrafaelismo. En 1932 obtuvo la plaza de Modelado, vaciado y talla en la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona, en sustitución de quien fuera su profesor, Fermín Istúriz, cargo que ocupó hasta 1938, cuando una enfermedad mental le obligó a renunciar a él.

Fuentes de información:

Archivo Municipal de Pamplona.«El Monumento a los muertos», Diario de Navarra, 2 de septiembre de 1922.«La inauguración del Monumento a San Francisco», Diario de Navarra, 20 de septiembre de 1927.«Bendición y entrega del monumento a San Francisco de Asís», Diario de Navarra, 27 de septiembre de 1927.IRIBARREN, M., «Ramón Arcaya, un escultor malogrado», Pregón, Septiembre-Octubre 1945.MURUZÁBAL DEL SOLAR, J. M., «El escultor Ramón Arcaya», Pregón Siglo XXI, nº 21, 2003.